blog

¿Pensando en comprar una vivienda con tu pareja? Aprende qué recaudos debes tener antes de endeudarte

Toda pareja está formada por dos personas con distintos gustos, a veces incluso con distintas religiones o ideas políticas.

Así como es conveniente saber estas cosas antes de comprometerse con alguien, también es necesario conocer sus actitudes con respecto a las cuestiones de dinero y sus objetivos a corto y largo plazo.

Aunque no necesariamente tienen que coincidir todas las filosofías económicas, lo mejor es hablar como pareja para establecer ciertos objetivos comunes y llegar a un acuerdo sobre cómo planificar el ahorro para conseguirlos.

Entre otras cosas, es recomendable establecer cómo se va a adquirir una vivienda, si se quiere comprar o alquilar, por ejemplo, y priorizar los objetivos financieros.

Endeudarse para comprar una casa

Comprar una vivienda siempre requiere de un esfuerzo financiero grande. Se pagan desde la cuota inicial del inmueble, los gastos de estudio de crédito, escrituración y registro, hasta la mudanza, a veces también la adecuación del hogar. A esto se le suma el mantenimiento de la vivienda, para que conserve su valor y sea habitable.

En el caso de que decidan pedir un préstamo para comprar una casa, se debe estar completamente seguro, antes que nada, de poder pagarlo en conjunto. Para ello se puede calcular, antes de solicitarlo, cuánto habrá que ahorrar para pagarlo y cuánto pondrá cada uno de su bolsillo.

Ser una pareja propietaria es un sueño alcanzable, pero depende de la preparación que se realice. Evitar las decisiones apresuradas es esencial, pues ningún objetivo a largo plazo se realiza a las apuradas.

Para ello, antes de pedir un préstamo hay algunas preguntas que deben responder de la misma manera los dos:

  • ¿Cuánta plata están dispuestos a gastar para comprar una vivienda propia?
  • ¿Cuánto dinero tienen para la cuota inicial de la vivienda?
  • ¿Cuánto dinero pueden ahorrar por mes cada uno? ¿Cuánto es en total?
  • ¿Los ahorros alcanzan para pagar el préstamo?
  • ¿Los ahorros se mantendrán estables (o crecerán) en el tiempo?
  • ¿Qué valor de crédito pueden obtener?
  • ¿Qué características parecen imprescindibles para la vivienda que se comprará?
  • ¿Cuánto se gastará en el traslado e instalación de muebles?