blog

Ahorro, las 3 claves para lograrlo

¿Cuáles son las claves del ahorro?

Ahorrar dinero no es fácil para nadie y el motivo principal es que, la mayoría de nosotros gastamos en cosas que no necesitamos. El marketing es utilizado por las empresas para hacerte creer que si te compras determinado producto o consumís determinado servicio vas a ser más feliz. Sin entrar en un terreno filosófico, todos sabemos que la felicidad del consumo es efímera.

Entonces, la primera conclusión para comenzar el tema es que para ahorrar debemos aprender a ser conscientes e inteligentes a la hora de comprar.

Si queremos ahorrar dinero hay tres claves fundamentales que si se cumplen de forma conjunta, lo podrás lograr:

  • Anticípate a que te sobre dinero: Para que te sobre dinero hay dos caminos, o generas más ingresos sin modificar tus gastos, o gastas menos. Generar más ingresos sería fantástico, pero es el camino más difícil y menos rápido. Veamos entonces la segunda opción. Para esto, lo primero es revisar el Presupuesto Familiar (ver ¿Cómo realizar un presupuesto familiar?) y realizar un análisis crítico de lo que es realmente necesario y lo que son deseos personales. No se trata de suprimir todos tus gustos personales, pero saber de qué si la consigna es ahorrar, es de aquí en donde debemos sacar el dinero.
  • Ponte objetivos y una meta alcanzable: Luego de realizar el análisis anterior, podrás decidir cuánto vas a sacrificar de tus gastos personales para cumplir el nuevo objetivo: ahorrar. Ponte una meta alcanzable y en base a ella define cuanto vas a guardar por mes. Puedes comenzar con una cantidad y pautar aumentos cada dos o tres meses, para ir acostumbrándote a este nuevo sistema. Lo importante es que la meta planteada y los objetivos mensuales sean realistas. Es mejor poner metas más bajas pero alcanzables que pensar en metas muy altas pero difícilmente cumplibles.
  • Guarda el dinero ahorrado en otro sitio: Si esperamos a fin de mes para ver cuánto nos sobra, es probable que no logremos ahorrar ni un solo peso, porque lo más probable es que en algún momento del mes nos convencimos de que necesitábamos comprarnos algo y nos gastamos hasta la última moneda. Entonces la clave está en separar de nuestros fondos disponibles para gastos, este monto que decidimos que vamos a guardar. Quiere decir que si nuestro dinero mensual está en una cuenta bancaria, vamos a sacar de esta cuenta el dinero que vamos a ahorrar y lo vamos a poner en otro sitio: en otra cuenta bancaria diferente, en una alcancía, en una caja fuerte o donde quieras, siempre que sea un lugar seguro. Cuanto menos acceso tengas a ese dinero mejor, ya que en momentos que quieras gastarlo, al tenerlo menos disponible es probable que lo pienses dos veces. Hay personas que prefieren cambiarlo de moneda, es decir ahorrar en dólares, por especulación (que es otra discusión) pero también por disponibilidad, y ese es el hecho, que se me haga más difícil gastarlo.

Escrito por: Cr. Liliana Sierra


Lee también: ¿Cómo realizar un presupuesto familiar?

Seguinos en Facebook para enterarte de todas nuestras novedades